martes, 12 de septiembre de 2017

Me hice una rinoplastia



Testimonio de una persona que recurrió a la rinoplastia para sentirse más segura y poder vivir su vida a pleno.

Desde mi adolescencia siempre me preocupaba mi apariencia, había algo en mi rostro con lo que no estaba totalmente conforme. Era mi nariz, funcionaba perfectamente, pero tenía la punta caída. Así que cuando tuve la edad adecuada empecé a investigar para hacerme una rinoplastia.

Leí mucho en Internet sobre la operación y los cirujanos plásticos que la realizaban, hasta que me decidí y llamé par agendar una consulta. Le hice al cirujano plástico varias preguntas para aclarar mis dudas y cuáles eran los riesgos que corría si me realizada una rinoplastia.

Él me respondió de una forma muy convincente y cordial, después de examinarme me dijo que mi operación no era complicada porque no tenía ningún problema funcional. Me indicó los exámenes que debía realizar para saber que todo estaba en orden y me orientó sobre lo que debía hacer antes de la cirugía de nariz.


El día de la operación me sentía muy confiada en que todo iba a salir bien, estaba un poquito nerviosa pero decidida a operarme. Siempre recibí mucho apoyo de mis padres pues ellos sabían que esto era importante para mí.

Gracias al cirujano plástico y su equipo la rinoplastia fue un éxito, mi recuperación fue exactamente como me habían dicho, sin dolor y pocos moretones. A los pocos días pude ver mi nueva nariz, era mejor de lo que la imaginaba. Me sentí muy alegre. ¡Adiós a la punta caída, sueño cumplido!

Gracias a la rinoplastia hoy luzco perfecta, no dejo de mirarme al espejo, sacarme fotos, mis amigas me dicen que me veo fantástica y nadie nota que me operé. Mi novio me dice que estoy más linda que antes y mi estado de ánimo está mejor que nunca.

Doy gracias al cirujano plástico porque hizo un excelente trabajo, mi nariz luce muy natural y me siento confiada de lo bien que se ve mi rostro. Ahora oriento a las personas que se sienten inseguras con su nariz para que se animen a ir a una entrevista con un profesional. 

Es importante investigar y sacarse las dudas con un profesional antes de dar el paso. Hay que estar segura de lo que una quiere y escuchar al cirujano. No es algo para tomarse a la ligera. De todas maneras, es algo estético y cada una puede decidir si es relevante o no somerterse a una rinoplastia. 

De mi parte, estoy agradecida porque me cambió la vida. Fue una desición pensanda y meditada. También hablada con mi familia; tu entorno tiene que apoyarte para sentirte segura. Este es mi testimonio, espero que te ayude.

Me hice una rinoplastia

Más información: https://www.axelhemmingsen.com.ar/procedimientos-quirurgicos/rinoplastia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario