miércoles, 23 de agosto de 2017

Rinoplastia

Descubre como es el procedimiento que debe llevarse al practicarse una rinoplastia: Paso a paso...


La rinoplastia es distinguida como el segundo procedimiento quirúrgico cosmético más popular en todo el mundo, según la sociedad americana de cirujanos plásticos. La cirugía de nariz es la apoderada de cambiar la forma de la nariz para intenciones estéticas correctivas y en algunos casos funcionales. 


Rinoplastia en Buenos Aires

La rinoplastia puede ampliar o reducir el tamaño de la nariz, así como también cambiar la longitud y forma de la nariz adyacente al puente. Todas las personas que desean cambiar la forma de su nariz deben realizarse revisiones previas pautadas por un cirujano plástico. 

¡La evaluación! Este puede ser el proceso más importante y es el primer paso para la decisión de someterse a una cirugía de nariz. Durante las reuniones cirujano-paciente se toman fotografías de su nariz en diferentes ángulos, el profesional hablará con usted acerca de las expectativas para poder asegurarse que son posibilidades realistas.

El procedimiento de la rinoplastia es y debe ser realizado en un hospital o clínica que cuente con una sala quirúrgica. Exactamente no se sabe cuánto tiempo puede durar el proceso porque depende del tipo de cirugía de nariz que se lleva a cabo. Por ejemplo, en una primaria abierta o cerrada, normalmente se requiere entre una o tres horas para la cirugía; mientras que en una de relleno puede tomar 15 minutos.

Anestesia: Su cirujano probablemente le recomendará la anestesia local y con algún tipo de sedación o anestesia general si se trata de una rinoplastia primaria. La secundaria a menudo implica anestesia general debido a la complejidad del procedimiento. Una cirugía de nariz de relleno requiere anestesia local únicamente.

La Incisión: Durante la rinoplastia, las incisiones se realizan dependiendo el tipo de procedimiento. En un procedimiento cerrado se ocultan las incisiones dentro de la nariz, mientras que en un procedimiento abierto se hace una incisión a través de la columelar. Luego el cirujano levanta los tejidos blandos que cubren la nariz a través de estas incisiones. Esto le proporciona acceso para reformar la estructura de la nariz.

Arreglando la nariz: El cirujano puede reducir o aumentar las estructuras nasales con cartílago tomado de otras áreas del cuerpo. Estos pedazos de cartílago pueden venir desde el tabique o desde el oído o cartílago de la costilla. Si el tabique está desviado, una vez arreglada, la nariz debe verse estirada y las proyecciones dentro de la nariz reducidas para mejorar la respiración. Esto significaría una rinoplastia exitosa. 

Cerrando la incisión: Una vez que se esculpió la estructura subyacente de la nariz, la piel nasal y el tejido se vuelven a colocar en su lugar y se cierran las incisiones.

Posoperatorio: Generalmente el paciente se va a su casa en 24 horas. Depende de la hinchazón que tenga la zona. Se lleva un vendaje y tiene que tener especial cuidado de no chocarse o lastimarse el área de la intervención. A veces, se suministran calmantes.

Visita médica: En la primera visita médica luego de la cirugía el profesional analiza la evolución del paciente y decide si debe continuar con los vendajes o no. Los puntos se quitan en la segunda revisión. 

Para más información sobre rinoplastia, te recomendamos solicitar una consulta con especialista reconocido que tenga trayectoria. Lo ideal es ver sus trabajos de antes y después. También se aconseja hablar con sus expacientes. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario