lunes, 29 de julio de 2019

carga sube app


La recarga SUBE nunca fue tan maravillosa como lo es ahora para mí, y es justamente porque Moni me ayuda cada vez que necesito colocarle saldo a mi tarjeta. De esta manera, siempre tengo dinero disponible para cuando necesito salir y montarme en el subterráneo y no me quedo a mitad de camino, o incluso sin poder salir de casa, por casos extremos de bolsillos vacíos.

Ya esa etapa pasó, porque ahora cuento con la exclusiva ayuda de Moni para realizar la recarga SUBE. Puedo gestionar absolutamente todo desde la comodidad de mi cama, sin acudir a hacer filas eternas en ninguna taquilla de pago. Sin salir de mi cómoda y deliciosa recámara, puedo tener dinero en mi tarjeta.

Moni lo hace todo por mí, porque lo único que toca de mi parte es ingresar en un santiamén a su portal y decidir si requiero un préstamo para la recarga SUBE o si yo mismo hago el pago por esa vía. Para ser honesto, siempre tomo la primera opción porque son muy pocas las veces en las que cuento con dinero para este tipo de cosas.

Se siente tan bien, tan a gusto, eso de levantarme, cepillarme los dientes, vestirme, desayunar e irme al subte sin tener que pasar por taquilla para hacer la recarga SUBE. Se trata, a mi parecer, de comodidad y tiempo a favor que podemos emplear en otras cosas. Sin duda, agradezco siempre a Moni por salvarme la vida.

Y sí, Moni no es la primera vez que me ha sacado las patas del barro. Me ha hecho préstamos personales, incluso sin conocerme, me ha ayudado con la transferencia de saldo a mi celular y, ahora, me hace el gran favor de hacer mi recarga SUBE. Es mi mejor amiga, por decir lo menos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario